¿Sabes como sobrellevar la ausencia de un ser querido?

Todos hemos sido tocados en algún momento por la pérdida de un ser querido, ya sea recientemente o hace mucho tiempo atrás y no cabe duda que es un momento difícil, de cuestionamientos, tristeza y en algunos casos de depresión, la reacciones de cada persona son multifactorial no hay un estándar de cómo podemos sentirnos y que hacer para superarlo.

Cada persona echa mano de diferentes mecanismos para hacer frente a este hecho tan común y particular a la vez, tan común porque a todos nos ha pasado o nos llegara a pasar eventualmente y particular porque cada uno lo asimila de una manera distinta.

Cómo dije es un multifactorial va depender de cosas como que tan cercano era ese ser querido, cómo era mi relación con ella antes de muriera, si era padre o madre, si era la pareja de vida, si  fue por causa natural debido a una edad avanzada, si fue causada por un accidente de la índole que fuere, o por enfermedad terminal, por un asesinato y ni hablar si es la muerte de un hijo y peor aún si este es un infante.

Todas las causas antes nombradas influyen directamente en las emociones de las personas que quedamos y éramos parte de su entorno de vida familiar o social, si bien es cierto que a cada uno lo afecta de manera particular y que estas palabras o consejos no pretenden ser una guía estricta y fiel de que hacer para afrontar estas circunstancias, también es cierto que hay cosas que nos pueden ayudar y que según los estudios es común a la mayoría de las personas.

  • Aceptar el hecho de que ya no está

En muchos casos aferrarse a la existencia o negarse al hecho de que se ha ido nos mantiene en una tensión constante, porque queremos indicarle a nuestra mente que la persona sigue viva pero los hechos y las circunstancias nos demuestran lo contrario por lo que se vuelve un circulo vicioso de recordar que efectivamente no está y nos hace extrañarle aún mas

  • Rodearse de y acompañarse de familiares o amigos.

Uno de los momentos más duros sin duda alguna es al regresar del sepelio al hogar que compartías con ser querido y encontrarte con su ausencia y vacío que ello representa y a la vez con tantas cosas que te recuerdan a él o ella.

Mientras nuestros pensamiento se encuentran en ese difícil proceso de asimilar su partida definitiva es aconsejable mudarse por unos días con algún familiar o amigos o llamarles en invitarle si podrían pasar unos días con usted con el propósito de ayudarle en este nuevo proceso de vida.

Entendemos que no es algo fácil llevar a cabo este paso por el tema de las actividades cotidianas de cada uno, etc., pero trate de rodearse de gente con la que pueda conversar o hacer otras actividades que le ayuden a entender que esa otra persona ya no forma parte activa o presencial de su vida. Siempre lo recordaremos pero necesitamos drenar esta sensación de pérdida y adaptar nuestra vida a su ausencia.

  • Expresar abiertamente nuestras emociones

Aunque este punto parezca muy obvio, hay personas que reprimen sus sentimientos, incluso llegan a abstenerse de llorar y esta actitudes que parecen una manera de sobrellevar a su manera la situación es sumamente nociva ya que el no expresar abiertamente estás emociones a la larga puede desencadenar en enfermedades psicosomáticas.

Esta palabra está compuesta de tres palabras griegas que son: Psique (Ψυχή) que se traduce como alma, mientras que Soma (Σώμα) significa cuerpo y por último, Tikos (Τίκος) que se traduce relativo a, este término fue usado por primera vez por el medico Johann Heiroth en 1818 para referirse malestares y angustias emocionales que se manifiestan en síntomas corporales.

Por tal motivo es mejor no reprimir sus emociones o el cómo se siente con respecto a su reciente perdida afectiva, ya entra en juego su salud mental y física así como el bienestar de quienes los rodean que son una fuerte motivación para estar íntegro y sano.

  • Fe y oración

Es sumamente comprensible que después de una muerte de alguien cercano nos cuestionemos acerca de nuestro sistema de creencias, si existe o no un Dios, ¿por qué lo permitió? un largo etc. de preguntas. Es por ello que por último pero no menos importante sugerimos mantenerse firme en sus convicciones y creencias, ya que no existe algo que sea hecho por el hombre al cual podamos aferrarnos como cosa que pueda consolarnos.

Acá les dejo unas escrituras que le podrán ayudar a mantenerse firmes y quizás responder algunas de las inquietudes que surgen en momentos de dolor y ansiedad.

Eclesiastés 3:1-8, 20

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.

Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo.

Como puedes ver en estas escrituras todo cuanto haremos en esta vida tiene su tiempo, hay tiempo de llorar y tiempo de reír, así como también el tiempo de vivir y el tiempo de morir, es algo a que a todos nos ocurrirá es su debido momento.

1ra de Pedro 5:6-10

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

 Más el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.